Con pitos, samba, tambores, invitados internacionales y dirigentes del Comando Político Nacional, el partido Primero Justicia (PJ), realizó su primer Congreso Ideológico, Político y Doctrinario, en Caracas.

Julio Borges, presidente de esta organización, señaló que la tolda política que él lidera centrará sus acciones en la reivindicación de los derechos humanos, civiles y en lograr la igualdad de oportunidades para todos los habitantes del país.

El dirigente dijo que “Venezuela esta inundada de desigualdades por todos lados, donde el oficialismo aparta a todos los que piensan distinto a sus políticas. Ante esta realidad, en Primero Justicia aplicaremos principios y valores éticos para construir un partido para todos, con dignidad humana e igualdad social y colectiva”.

Por su parte, Armando Briquet expresó que “después de realizar 402 asambleas populares definimos nuestro manual de principios, de trabajo y de búsqueda de soluciones ante la grave exclusión que reina en todo el territorio nacional”.

“Aquí se escucharon todos los planteamientos para ofrecer esta bandera política de centro, de vanguardia y de inclusión ciudadana para todos”

Primero Justicia quiere un país para todos por igual

Jorge Quiroga, ex mandatario de Bolivia, aseguró ayer en medio del Congreso Ideológico del partido Primero Justicia, que el presidente Chávez construye un ”muro de opresión y tiranía” en Latinoamérica, un desafío para el pueblo venezolano que debe estar dispuesto a ”demoler esa pared con votos y con movilización”.

Durante su intervención, Quiroga precisó que el proceso de Hugo Chávez influye en los asuntos bolivianos de la mano de una ”petrochequera” y de ”boinas rojas armados”.

Desde el podio, el dirigente sureño afirmó que la reforma constitucional que impulsa el gobierno forma parte de ese mismo muro, puesto que la realidad venezolana es un factor de impacto en toda la región.

”El desafío ahora es la reforma, y me atrevo a hacer una sugerencia: movilícense. Aquí ya se regaló el Congreso, no regalen el país”, dijo al recordar la abstención planteada por la oposición ante las parlamentarias de 2005.

Sostuvo que el gobierno de venezolano posee una corrupción ”lacerante” que hasta en su mismo seno es aceptada. ”Para mí es mucho más fácil decir esto, estoy solo de visita, no pueden hacer más que hostigarme dos días, pero a los venezolanos los pueden hostigar toda la vida y eso es lo que está en juego acá”.

Reforma inconsulta

Ante los micrófonos, Julio Borges, dirigente nacional de Primero Justicia, retomó en medio de congreso ideológico de la tolda, sus apreciaciones sobre la reforma constitucional. El aurinegro sostuvo que el proyecto es ”muy radical, incolsulto y rápido” para el país, incluso destacó que existen muchos aspectos que internos que aún no se informan.

Hizo un llamado a los ciudadanos a que piensen en la nación que desean y no si quieren al gobierno de Hugo Chávez. Reflexionó y acotó ante el auditorio que sueña con un país donde todos quepan y sin divisiones.

Afirmó que Primero Justicia (PJ) con el segundo congreso ideológico aspira a consolidar una tolda que ”busque la libertad, la justicia social y que reconozca la igualdad y el respeto de las diferencias entre venezolanos”.

Respecto a esta idea, Carlos Ocariz, secretario general de PJ reafirmó que Venezuela merece un ”gobierno mejor, que ponga al pueblo venezolano, a todos los venezolanos. Un gobierno que no solo prometa sino que también cumpla”.

Primero Justicia celebró en la Carpa de Eventos del Hotel Eurobuilding de Caracas su I Congreso Ideológico, con la asistencia de dirigentes, militantes y simpatizantes provenientes de todo el territorio nacional.

La dirigencia del partido aprobó el documento doctrinal y programático de Primero Justicia, que – según los militantes- sienta las bases para la construcción de una Venezuela de progreso, oportunidades y libertad.