Los miembros de Primero Justicia que se encontraban en el TSJ en vigilia fueron desalojados a la fuerza por la Guardia Nacional

El coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges, manifestó que lo que les pasó tenía como propósito meterles miedo, pero no lo conseguirán.

Borges declaró que sufrieron lo que muchos venezolanos: robados por la policía y reprimidos por la Guardia Nacional.

El dirigente cree que se acabó el tiempo de hablar y es tiempo de poner la carne y la vida y el testimonio.

El pasado miércoles el coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges, afirmó luego de reunirse con la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia Luisa Estella Morales y con Jesús Eduardo Cabrera, que aunque estos magistrados se comprometieron en brindarle una pronta respuesta al recurso que interpuso la tolda aurinegra hace dos meses sobre votar la reforma en varios bloques, los representantes de su partido se mantendrán en vigilia en la sede de Poder Judicial a la espera del pronunciamiento.

Borges afirmó que este recurso tiene más vigencia desde que el presidente Chávez pidió hoy que se dividiera la propuesta en bloques: uno para su propuesta de 33 artículos, y el resto de los sobrevenidos por la AN.

Para Borges, ahora se tiene que luchar para que no sea un solo hombre quien decida cómo se va a votar la reforma sino que sea por temas.

Miembros de Primero Justicia se presentaron en el TSJ en la tarde de este miércoles. Acostados en el piso, los manifestantes hicieron un “344”, número del artículo de la constitución que establece que “el referendo se pronunciará en conjunto sobre la reforma, pero podrá votarse separadamente hasta una tercera parte de ella, si así lo aprobara un número no menor de una tercera parte de la AN o si en la iniciativa de reforma así lo hubiere solicitado el Presidente o un número no menor del 5% de los electores inscritos en el Registro Civil y Electoral”.

Borges expresó que Primero Justicia acudió al TSJ para reclamar un derecho y dijo que ya bastaba de burlas, división e irrespeto. “Venezuela, despierta. No nos dejemos quitar el país”, declaró.

Mientras se llevaba a cabo esta protesta, el presidente Chávez pidió a la Asamblea Nacional que considerara la posibilidad de que la reforma se vote en varios bloques en el referendo aprobatorio.