Caracas, 09 de noviembre de 2007.- El Foro realizado el viernes por el partido Primero Justicia, denominado “Amenaza a la Democracia Moderna”, fue dedicado a la estudiante de comunicación social de la Universidad del Zulia, Flavia Araujo, fallecida en los hechos de violencia en contra de los estudiantes universitarios en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia.

Este evento contó con la participación de varios diputados del Parlamento Europeo, como Jaime Mayor Oreja y Alberto Carnero, entre otros, quienes compartieron podio con los dirigentes de la tolda aurinegra Julio Borges y Carlos Ocariz.

Uno de los puntos en torno al cual versó el referido foro, giró en relación con los momentos difíciles que está viviendo Venezuela, por el enfrentamiento de las opiniones encontradas que tienen los jóvenes de diferentes ideologías con respecto al proyecto de reforma constitucional.

El ex ministro español Mayor Oreja, precisó que el Parlamento Europeo ha mostrado una profunda preocupación debido a la ausencia de justicia y prosperidad que se evidencia en este tipo de situaciones, ya que los dos continentes (Europa y América), comparten los mismos ideales y valores de humanidad.

Mayor Oreja indicó que Venezuela, hasta los momentos, está viviendo un régimen político totalitario que va dirigido a las ideas socialistas de Marx, y apunta que “en toda política siempre hay un norte y que nunca se debe perder ese norte, porque siempre cae en un fraude; en el caso de Venezuela, ese norte es la libertad”, por lo que aseguró que en este momento nuestro país pretende dirigirse a un régimen inverso que asfixia la libertad.

Precisó que todos los gobiernos que ha vivido el continente europeo, afianzados en los ideales izquierdistas, desean extender su mandato mucho más de lo previsto, pero los termina traicionando la ambición de poder y terminan siendo un fracaso en su carrera política.

Por último, Mayor Oreja señaló que “la política está al servicio de la comunidad, y el totalitarismo la lleva al camino de la inconformidad; y decir la verdad en la política es un calvario, pero es el verdadero camino para ser libres”.